lunes, 2 de noviembre de 2009

Conclusion


Tras releer y analizar unos cuantos aspectos entre la novela de Mary Shelley y la obra de Brian Aldiss, contrastando ambas obras, se pueden identificar los siguientes elementos comunes:

1° Frankenstein es un personaje que posee connotaciones negativas, si bien no se le puede considerar como a alguien que encarna el mal, sí representa la soberbia humana, por cuanto sus experimentos van más allá de la moral de su sociedad y traen devastadoras consecuencias tanto para él, como para los suyos. Esta actitud no queda impune y al final tanto su vida como su obra son destruidas.

2º La Criatura es un ser física e intelectualmente privilegiado, el cual por sus pasiones es también arrastrado hacia la ignominia y un final desastroso. Es un ser monstruoso pero con cualidades espirituales humanas, al que se le niega su humanidad, convirtiéndose en un paria y por ello, transformándose en un verdugo de la misma sociedad del cual es el resultado de su ceguera moral. Esto último, puesto que en un mundo donde la ciencia no cometiera errores como el de Víctor Frankenstein, no sería posible una creación como la suya.

3º La Criatura de Frankenstein no es un ser maligno en sí mismo, es decir, su naturaleza no es el mal; sin embargo su propio nacimiento “innatural” representa el peligro y la muerte para la humanidad, por cuanto muestra cómo el conocimiento puede transformarse en desastre.

4º La novela de Mary Shelley es una obra profundamente moralista, de la cual la obra de Brian Aldiss recoge no sólo la trama central y sus personajes, sino que también el hondo sentido de crítica y espiritualidad.

5º El Frankenstein de Mary Shelley es una obra institucional, por cuanto instauró, entre otras cosas en la literatura el tópico del científico loco y creó además un, para entonces, nuevo género literario (o subgénero): la Ciencia Ficción, de la que Frankenstein Desencadenado es uno de sus herederos.

Tras considerar los anteriores puntos, la siguiente cita de la novela de Brian Aldiss resume muy bien lo que significa la clásica novela de Frankenstein:

“Sea lo que fuere lo que las generaciones pretéritas vieran en él, el Frankenstein de Mary Shelley era considerado en el siglo XXI como la primera novela de la Revolución Científica y, también, por qué no, la primera novela de ciencia ficción. Había conservado un interés permanente durante dos siglos por la sencilla razón de que Frankenstein era el arquetipo del hombre de ciencia cuya búsqueda, emprendida en nombre de una causa sacrosanta, el progreso del saber, cobra vida y causa desdichas sin cuento antes de que antes pueda dominarla”




1 comentario:

  1. Sin duda nos encontramos ante una de las mejores novelas de terror de la historia.

    En este caso, la adaptación cinematográfica es de una muy buena calidad también.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar